Durante las vacaciones he ido leyendo este libro, poquito a poco. CAMBIO MI VIDA POR LA TUYA, de Jane Green. Lo que se encuentra entre las páginas del libro es lo que cuenta la contraportada.
¿Verdad que siempre soñamos con lo que no tenemos? La soltera independiente sueña con el marido ideal y con hijos monísimos y encantadores. La madre de niños pequeños añora la independencia y libertad de su amiga soltera: ¡lo que daría por tener un fin de semana íntegramente para ella! Levantarse muy tarde, ir de compras (sin niños), de copas (con amigos), lo que sea... ¡pero sin la familia! Ahora bien, si pudieras intercambiar tu vida con otra durante unas semanas, ¿lo harías?

Vicky Townsley, directora de una revista femenina, quiere probarlo y escribir un artículo sobre su experiencia. Se instalará en Connecticut en una casa con niños y marido (muy guapo), y la propietaria de tantas maravillas -pero cansada de ser ama de casa y con muchas ganas de libertad- se irá a Londres para ocupar su lugar en la revista.

Ambas no van a tardar en descubrir algo: que nada es tan maravilloso como se imaginan...
La idea está muy bien y me atrajo bastante cuando leí esto en la librería, antes de decidirme a llevarme el libro. Lo malo (bueno, no es que sea malo: el inconveniente) es que empecé a leer y el intercambio en sí, que debería ser el punto de partida del resto de la historia, sucede bien pasada la mitad del libro.

La primera mitad nos presenta a Vicky y Amber, las mujeres que van a intercambiarse: cómo son sus vidas y, en consecuencia, lo que echan de menos y lo que buscan prestándose al intercambio. Vicky, aunque es redactora jefe de una revista femenina, tiene una vida menos glamourosa de lo que yo esperaba (me imaginaba una especie de Sarah Glattstein-Franco pero más joven), y la tal Amber es una mujer desesperada en toda regla (de hecho, se hace esa misma mención a lo largo del libro), que por la descripción que dan de su vida, no sé de qué se queja...

En definitiva, la historia es simple: no nos conformamos con lo que tenemos, nunca. Si tenemos A, queremos B, y cuando consigamos B querremos C y así hasta el final del abecedario y vuelta a empezar. Ésa es la base de toda la historia, y después hay más y más tópicos que realmente son ciertos. Como que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos. O que debemos cuidar lo que deseamos, no sea que se haga realidad.

¿Si me ha gustado el libro? No está mal. No ahonda demasiado en el tema (se podría haber sacado una reflexión mayor, creo yo), porque empieza con el intercambio demasiado tarde, pero no ha quedado mal y no deja mal sabor de boca.
Etiquetas: edit post
4 Responses
  1. LadyMarian Says:

    Hace un tiempito vi el libro en una librería y no me animé a comprarlo. Lo voy a tener en cuenta.
    Ya que sabés mucho de chick lit, te hago una pregunta. En este momento estoy leyendo "La soñadora" de Julia London( 3° de la Serie de la Familia Lear). Yo ya había leído los anteriores y tienen un estilo parecido pero éste tiene un estilo más chick lit. Vos lo considerarías chick lit? Me gusta Julia London en contemporánea. En histórico no me impacta mucho, pero en contemporánea sí. Sobre este libro aún no puedo opinar porque no lo terminé. Ya pondré la crítica.

    Besos


  2. Inner Girl Says:

    Pues la verdad es que no he leído nada de Julia London, así que no sabría clasificártela, jejeje... Para mí un chick-lit es un libro al estilo Bridget Jones (creo que no hay definición mejor): mujeres actuales que tienen diversos frentes abiertos, pero el de los hombres -bueno, el amor para generalizar- no es su prioridad. Creo que no te he ayudado demasiado, jejeje... ¡Hasta pronto! :)


  3. LadyMarian Says:

    Hola! Terminé de leer "La soñadora". No sé si será chick lit, pero lo que sí sé es que es un bodrio! Por lo menos nos quedan las críticas para descargarnos. ;P
    Así que no te preocupes por mi pregunta por el género al que pertenece, porque está dentro del grupo de los bodrios. ;)
    Besos


  4. DAISY Says:

    parece un libro interesante. A mí me gusta este tipo de libros, divertidos y desenfadados. Sophie kinsella y marian keyes en especial. Un saludo!!


Publicar un comentario